Thursday, May 27, 2010

2012



2012

Joaquín Ortega



“Todo es ilegal en Massachusetts”, recita con el alma derrotada, el personaje de Mel Gibson en Edge of Darkness. Y nada es más cierto. Ver a un venezolano caminando por un país civilizado, te pone en plan de médico recién graduado. Es como observar a un yunkie con un mono en la espalda, del tamaño de la rabia con puchero de Anakin Skywalker. Da risa detallar a nuestros compatriotas sufriendo una pálida, cuando les toca manejar en las autopistas de Matrix, sin poderse echar una fría, cada veinte millas. Ser decentes y responsables nos aburre, y por eso, salir por Maiquetía, raspar la tarjeta y volver a la patria, se ha vuelto el “pisa y corre” de los aturdidos hijos de ésta década kármica.



No hay sino que echarle la culpa a algún poder superior para escurrir el bulto. Los ateos dirán que es culpa de la economía, los cómodos le recostarán la cosa a los astros, y los que se dan tumbos, entre un mundo y otro, le meterán bastante pólvora a su respectivo muerto para que camine más duro, y les consiga otro guiso bien machete. Sí amigos, todo esto está feo, pero siempre hay una razón que nos espabile el miedo.



Supuestamente, en el 2012 se acaba el mundo, porque lo dice el calendario Maya. Pero preguntándonos, sin hiperventilaciones de doña bailando reguetón: ¿No será más bien que a los fulanos indios, les destrozaron la peñona, que era la continuación del documento anterior? ¿No será que se les acabó el material, como a uno se le termina el tóner en la oficina? ¿No será, que simplemente se le acabó el papel a su impresora?



¿Por qué de la fiebre de los milenaristas -un montón de apocalípticos europeos, que a punta de hambre, sífilis, ábacos y hollín, entrompaban las profecías bíblicas- brincamos al mágico mundo indígena? A ver, el Popol Vuh ya lo habíamos leído en el colegio, las tradiciones prehispánicas convivían con nuestras hallacas, la fumadera de tabaco siempre hacía que algún indio se incorporara diciendo: “que amarráramos la burra y construyéramos el rancho en un lugar alto”. Es decir, no había nada nuevo, ni en sazón ni en mitos, pero en algún momento -entre la raíz de chuchuhuaza, el blingblineo, el Metro sin aire acondicionado y Evo Morales venciendo al imperio romano- nos fuimos de jeta, escaleras abajo, para despertarnos después del tortazo, abrazados a una caja de Doritos viejos, y con un Buda de cerámica empotrado más abajo del cóccix.



El mundo está mal, pero desde hace rato. Aquí lo que ha sobrado ha sido gente maluca, rara, traicionera, lambucia y de sexualidad superpuesta. Así, que los mismos de siempre sueñan con que todo se destruya, pero no para construir algo mejor, sino porque la imaginación para las cosas coqueticas se les acabó.


Ahora, de a pana -como si yo fuera un fan de Britney Spears- es hora de hacer una respiración profunda y gritar: Please, leave Ratzinger alone! ¡Abran cancha coño! A este panita, le cayó encima el clóset que lleva para Narnia y está guapeando más que una enyesada terca, empujando un carry on. Ratzinger, en estos días, no es más que un ruborizado portero, como lo fue Higuita. “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Nada tan cierto -y tan válido- para unos días como estos. El que no haya pensado pecaminosamente –o abusado ociosamente de él- con cualquier tipo de objeto del mundo real -o de las comiquitas- no está vivo ni se le mueve el inconsciente.


¡Saquen a los sádicos del templo y pónganle un paro al deprave en todos lados ya, pero dejen la señaladera gratuita! Un zamuro cuidando carne, siempre será un peligro, pero en el corral de las gallinas, no sólo se colea Tío Tigre. También, sobran los animales que comparten y cuidan a los plumíferos. Dejen el repique y cuiden a todos los menores del planeta, pero varíen el tema. ¿Por qué será que todo el mundo quiere hace leña del pederasta caído?



Consultorio


P: Querido Joaquín. Soy una joven actriz de documentales y cuñas de la juventud bien pa´lante y juvenil, alternativa, rebelde y antiglobalizada, y que lucha desde las trincheras del ciberespacio y de la pasarela de modas, contra todo lo que huela a perpetración de violencia de los ricos y de los Ameros del Estado, y la soberanía popular. Mi papá -que es anti hamburguesía y cero Frito Lay- desde que lo mordió en la médula espinal una baba imperialista de río -llamada Evinrude- no me deja completar mi portafolio, porque cada vez que lleno el álbum, se me pierden fotos, y después las consigo debajo de un pipote, donde metemos a la gata cuando está en celo. Bueno, el tema es el siguiente: yo colecciono desde chiquita autógrafos de artistas y desde que cerramos a RCTV -por acaparadora y sísmica- ahora no sé cómo completar las firmas de la gente de la novela, que estoy viendo por la internet banda ancha del ministerio. Ayúdame, tu, ¡oh! devorador de pecados del círculo teosófico del pasaje Lincoln. Porfis, dame letra para resolver esto, que ésta semana no tengo turismo ideológico para Canaima ni Teherán. Tuya, combatiente y odalisca por disfraz de toda la vida: Séfira Cayena Greinver Luz Andina y Acemita Santana de Sándwiches Fandy´s. Alias, la comandanta “cocuiza e´ Converse



R: Querida niña gel. Tu presencia siempre ha sido un lubricante para el hogar vacío, de tu padre espía y workafóbico. Tus amigas y tu entorno, te dicen a tus espaldas que eres como “un vaso de Tang con aspirina”, o sea, “bien buena, pero pa´ la acidez”. En lo que te volteas, tus tías y la señora que te crió, al envidiar tu maraca veinteañera, dicen detrás de ti que: “tú lo que das es nada para la casa”, y ni siquiera aprecian los jabones y las toallas del ALBA que tú tan duro te has gozado. Ni siquiera agradecen el monte medicinal que llevas para tu papá, y sus cada vez más recurrentes conversas mentales con Ron Kovic -y el televidente alemán de Walter Martínez- Te recomiendo, que para completar la lista de actores y actrices que adoras, te vayas todos los martes al Millenium. Allí puedes ver mancharse los zapatos de helado al nuevo talento de LaTele –el pana de “Lo Demás es Lujo” tiene brain rehab a esa hora y no estará-. Por lo pronto, eso es lo que hay mi reina, y vete haciendo la idea de que, lo que te sale a corto plazo, es hacerte fan de tus compañeros de la academia de actuación de Renato Gutiérrez. Paz y échate el resto.

10 comments:

Metro said...

bueno rata!

Doggi1 said...

que parcha vale JA JA JA JA

Anonymous said...

Eres una Sar/NA!!!

modo said...

very doris well

Liselotte said...

like WHAT
No entendí el párrafo de Ratzinger.
lol

Joaquin said...

Liselotte:

Ratzinger, es tu amigo... ves?

Anonymous said...

Man.... me van a botar de la Luncheria de Centro Plaza donde trabajo de mesero por seguir viendo esta vaina por mi blacberri prepago Movistar


Jairo

rom said...

me gusto mucho el 2012 pero el consultorio no lo entendi al final metido alli.... ;)

Joaquín Ortega said...

gracias raquel!!!

el consultorio es una seccion de mucho exito entre la gente, de hecho la columna originalmente era eso un consultorio y progreso hacia un mayor numero de caracteres

un beso

J

Anonymous said...

Supremo!!!!