Wednesday, June 24, 2009

Gente Bella en La Razon, 2003


El Show de la Gente Bella
Entrevista en el Semanario La Razón
Caracas, Venezuela
6 de Octubre del 2003
Por: Richard Becerra Jiménez

ANTETÍTULO:
Cuatro jinetes del "Apocalipsis radiofónico" desatan su veneno

TÍTULO:
"Odiamos a los cochinos escuálidos"

COMPLEMENTO:
ATACA EL SHOW DE LA GENTE BELLA

SUMARIO:
En el piso entero de una biblioteca o en el baño de un bar de mala muerte podrían encontrarse sin mayor conflicto la definición de la gran cantidad de códigos que maneja el programa "El Show de la Gente Bella" y que a partir de ellos tasajean el cadáver exquisito de aquellos temas que otros espacios no se atreven ni siquiera a mencionar

Cada noche a las nueve, 92.9 FM abre el telón y de las sombras de la oscuridad emergen cuatro jinetes del Apocalipsis radiofónico para contarnos cosas espantosas, historias de amor, sexo, muerte, en un venenoso y humeante cóctel de humor negro donde cada gota es tan corrosiva y fulminante que es capaz de atravesar con facilidad las paredes de la doble moral y la hipocresía de la sociedad como si se tratara de la sangre del Alien de la escritora Ann Carol Crispin.

En el piso entero de una biblioteca o en el baño de un bar de mala muerte podrían encontrarse sin mayor conflicto la definición de la gran cantidad de códigos que maneja el programa "El Show de la Gente Bella" y que a partir de ellos tasajean el cadáver exquisito de aquellos temas que otros espacios no se atreven ni siquiera a mencionar.

Sergio Márquez (SM), de profesión arquitecto, Joaquín Ortega (JO), politólogo y conocido en los "bajos fondos" como el Marqués de Sade de Palo Verde, Carlos "Pollo" Medina (PM), comunicador social y la bellísima Marielena González (MG), también comunicadora social, conforman este equipo mesmérico (relativo a la doctrina del magnetismo o hipnosis animal del médico alemán Franz Antón Mesmer) del horror y
el humor que jamás se le pudo haber ocurrido a Mary Shelley, ni a HP Lovecraft ni a Stephen King. Pero, dejemos que sean ellos mismos quienes se describan y destilen o extirpen su veneno…

- El espacio tiene mucho humor pero también se incluyen otros elementos, ¿cómo definirían ustedes en definitivo El Show de la Gente Bella?

JO: En líneas generales es un programa de humor políticamente incorrecto. Ese es el desideratum.

SM: Es una especie de revista musical del horror, es un collage impresionante que quizás comenzó siendo un magazine de variedades y ha terminado siendo un espejo deformado por el humor y otras cosas horribles… hasta por el temor de lo que es el país.

JO: Tiene mucha variedad: pasa del humor a la música y de allí al terror. Tenemos varios personajes, secciones interactivas pero básicamente cada sketch tiene un correlativo con la realidad.

MG: También tiene mucho de cultura general: literatura, eventos, poesía…

JO: Es un show que vive del remanente semiótico. Vivimos de lo que ya está en la cultura, es decir, un reciclado de cine, teatro, muerte, locura, excremento y sexo. Aquello de lo cual nadie habla nosotros lo tocamos con el mayor desparpajo, incluyendo la vida misma que es una cosa horrible.

PM: ¡Es un crisol de las artes malditas!

- ¿Esa condición de reírse de uno mismo no la está perdiendo el
venezolano debido a la situación político-social?

JO: Yo creo que eso nunca ha existido. El venezolano es bien falso, le gusta chalequear pero no que se rían de él. Si escuchas Gente Bella te darás cuenta que nosotros empezamos a burlarnos de nosotros mismos, sacamos nuestras miserias y fracasos. De hecho, somos unos fracasados, quien crea que somos exitosos, es mentira.

MG: Es por eso que el programa es un shock para mucha gente porque el venezolano le teme al ridículo. Y nosotros nos basamos en hacer el ridículo.

JO: Y en potenciar el ridículo en los demás.

SM: Vivimos además en el universo políticamente correcto, nadie quiere ofender, queremos pasarnos la mano por la cabeza y pretender que todo está bien. Y nada está bien, todo está mal. Ya no son tiempos heroicos, sino de cobardía y Venezuela quizás sea el centro kármico en el mundo donde esa cobardía ha llegado a niveles extra sensoriales. El gobierno es el principal ejemplo de esa cobardía y la miseria a que se
puede llegar.

MG: Gente Bella no le jala mecate a nadie; ni a la mamá.

PM: De hecho, nosotros somos bien marginales por dentro y bien fracasados.

JO: Del hambre venimos y hacia el hambre vamos. Retomamos mucho una frase de Albert Camus que dice "no llamar las cosas por su nombre agrava el mal en el mundo". En el fondo eso es lo que hace El Show de la Gente Bella, corremos la arruga al no decirle asesino a un asesino, a un sádico que es un sádico y a un gay que es gay. Y hay que decirlo, porque eso no tiene nada de malo. En Venezuela nos decimos catire y
negro como cualquier cosa. El invento del odio racial es de tres años para acá porque sencillamente el venezolano es clasista. Si una hija tuya se casa con un negro no importa si éste tiene real.

- ¿De allí que ustedes sean tan despiadados con los oyentes del espacio?
JO: Lo somos pero la gente participa en el juego, es un juego de roles y quien llama sabe qué esperar y está preparado para responder.

- ¿Cómo se mezcla ese juego de inteligencia e improvisación?

SM: Eso es difícil. El público es muy miserable porque saben que nosotros siempre vamos a ganar y que batallaremos al clásico estilo de las civilistas bolivarianas de López Contreras y al clásico estilo de otras cosas que hay en estos días. El oyente nos llama para que lo insultemos, humillemos y denigremos a sus familias, a su persona.

JO: El principal oyente de Gente Bella, aunque nadie lo crea, es el que no participa. Hay un montón de personas que están, como se dice en banda ciudadana, "cangrejeando", oyendo el programa para ver cómo revientan al tipo al aire. Es una cosa perversa. Es además una prueba de valor, porque muchos llaman para reventar a esos cuatro estúpidos de la radio.

- Ese uso vivo que le dan ustedes al vocabulario de "maldito", "fracasado", "afeminados" “soy un marginal” son sellos del espacio, ¿cómo se acordó su uso?, ¿cómo surgieron?

JO: Surgieron de la interacción pero básicamente porque reconocemos nuestra condición humana. No hay nada más bajo que el ser humano. Si vamos a las escrituras nos dicen que estamos hechos de arcilla, es decir, de la mierda. Entonces si somos la creación de la mierda no puede salir nada excelso. Un poco lo decía Kubrick, que no nos sorprendamos cuando la gente se mata, sino sorprendámonos que esa misma gente que vive matándose haga una sinfonía como Mozart o como Beethoven. Es decir, tenemos un lado oscuro y perverso que se puede utilizar como ese carbón que se le echa a la máquina de un ferrocarril. Y en el fondo somos fracasados, yo soy un fracasado, no tengo carro, no tengo casa propia, no tengo novia, no tengo ahorros, vivo en un país del Tercer Mundo que está a punto de volverse africano.

SM: Hay que recalcar eso: Venezuela es un país que no tiene ningún tipo de futuro, el país está perdido. Y la gente que siga pensando que a mediano plazo habrá una recuperación de algún tipo moral, ética, cultural, educativa, está muy equivocado. Lo que va a suceder aquí será muy horrible, ya empezamos a canibalizarnos y no se acabará hasta que veamos la llaga pelada y la sangre.

JO: Sin embargo, siempre queda espacio para la esperanza: irnos en un avión a otro lugar ¡Já, já, já, já, já!

SM: O que alguien se vaya y nos deje quietos.

JO: Nosotros, además, estamos desmantelando esa cantidad de embustes que nos han metido desde los años sesenta para acá, de que el país es rico, y nos dimos cuenta que quienes nos están gobernando son un montón de conspiradores de toda la vida son unos alcohólicos y choros que demostraron que no saben ni gobernar.

CONATEL NOS VIGILA

- ¿Caminar sobre esa línea no les ha traído problemas con Conatel?

JO: ¡Tenemos un cerro de expedientes en Conatel!

- ¿La emisora no los ha reprendido de alguna manera?

JO: No, gracias a Dios, somos bastante libres y 92.9 nos apoya en lo que hacemos porque entiende el asunto como arte y libertad de pensamiento. No hacemos ningún tipo de apologías a las drogas, a la muerte gratuita, realizamos ejercicios a partir de allí pero sin apología. De hecho, cualquier persona puede ver eso en cualquier programa transcrito del Show de la Gente Bella.

SM: Si alguien quiere un programa transcrito del Show de la Gente Bella podemos reunirlos con los transcriptores oficiales del programa en los sótanos de Conatel que escriben cada palabra que decimos día y noche.

JO: Hay una cosa que nos parece terrible y es que uno se divierte haciendo humor de todo, desde el humor fácil de meterse con el homosexual hasta el humor irónico, absurdo. De alguna manera nos parece tonto que nos digan que nos metemos con los gays. Es absurdo, es mentira. Los gays y lesbianas son nuestros fans número uno porque entienden el asunto. Un saludo a Conatel si hay algún gay allá.

- Ustedes hacen referencias sutiles a algunos políticos, ¿ninguno de ellos se ha manifestado en contra?

JO: Hasta ahora no, aunque suponemos que debemos estar en la lista de enemigos pero hay personas más importantes de las cuales ellos deberían ocuparse. Si les molesta un chiste, están equivocados. Lo que queremos hacer en el programa es un ejercicio "voltaireano" de tratar romper anteriores valores que no sirven para nada.
"Parte del éxito de El Show de la Gente Bella se basa en que somos unos sustitutos radiofónicos de los que no tienen madre. Nosotros somos los padres que nunca tuvimos. Hay una generación a la cual nosotros estamos devolviéndole la falta que nos hizo falta un padre y una madre de verdad, que te diera una lectura real del mundo, porque el mundo no es bello, es mentira que la gente se quiere, que el
trabajo dignifica. Mentira. Mientras más trabajas, más te das cuenta que los ladrones tienen más real que tú. Como muchas veces hemos dicho, el ascenso social puede llegar pero no a través del robo y en Gente Bella apoyamos eso. Crece socialmente, libérate de la marginalidad pero a través del trabajo y el esfuerzo, que tampoco te
sirve para nada ¡Já, já, já, já!", añade Joaquín Ortega.

- ¿El Presidente de la República tampoco se ha salvado de sus
comentarios punzantes?

JO: Bueno, dudamos que entienda algo. Quizás le llegan comentarios, aunque tampoco lo creo. A veces ni siquiera decimos su nombre porque
es pavoso.

MG: Y creo que se ha hecho muy fastidioso ¿sabes? Quizás lo mejor es ignorarlo, olvidarlo por omisión.

- ¿Hacen lo mismo con la oposición?

JO: También, estamos en el centro como el noventa por ciento del país inteligente. Estamos en medio de unos salvajes de izquierda y unos salvajes de derecha. Oye, y uno quiere vivir en un país decente. Tratamos de descubrir la doble moral que existe en el país.

MG: Odio a los cochinos escuálidos, que se mueran.

LA JUVENTUD ES BRUTA E IGNORANTE

- ¿Cómo piensan que la juventud está analizando la crisis político-social del país?

JO: El joven venezolano, el joven criollo sabe que este gobierno está mal porque no le alcanza el dinero para ir al cine. Cuando antes podía comprar un disco compacto y ahora se limita a grabar de la radio o compra un CD quemado, se da cuenta que el gobierno no lo está haciendo bien. Y, bueno, cuando te atracan, cuando ves a que tu mamá le pegan.

SM: Y es importante decirlo, la juventud venezolana es bien bruta e
ignorante. No me canso de decirlo.

PM: El joven promedio es bastante ignorante, imbécil y sólo están pendientes de cosas banales y sin sentido, no reconocen que hay un mundo afuera, que hay una Australia, un canguro, que pueda existir un país que se llama Burundi. Viven en un mundo aislado que se llama Rumbacaracas.com que es una cochinada y usando ropitas apretadas imitando a Bam-Bam (Luis Manuel Nessy) para ir a fiestecitas. Eso es todo para ellos.

SM: Esa gente contemporánea de uno no comprende que vivir esta vida maravillosa y miserable requiere un cierto nivel de profundización, de involucramiento. Ellos van por la vida sin pena ni gloria, observando como zamuros guindados en una antena lo que ven y repitiendo todo como robots.

JO: Y hacen lo peor que puede hacer cualquier generación, que es postergarse a sí misma, es decir, "algún día me tocará", "algún día me tocará" ¡Mentira! Aquí lo que funciona mucho es el nepotismo y el apellido, con esas dos cosas ya tienes la mitad del camino andado.

- ¿Entonces coinciden con Edmundo Chirinos sobre aquello de la
"generación boba"?

JO: No, no creo. Chirinos se metió con la "generación boba" cuando había una generación más inteligente que esta. Hay que decirle a Chirinos que es bien lamentable que haga eso cuando es bien bisexual y también se mete pepas.

SM: Además, se corre el pelo para que crean que no es calvo.

JO: Eso es horrible ¿Cómo un psiquiatra oculta su calvicie? Seguramente también se amarra el pipí hacia atrás para que no se lo vean.

SM: De hecho, tenemos una sección llamada "Psiquiátrico de pasión" cuyo director es un personaje llamado "Edmundo Sifrino" …

JO: Inspirado en su persona y en su bisexualidad.

- ¿Cuál es la bandera política del Show de la Gente Bella? ¿Se suman a las marchas?

JO: Tratamos de evitarlas. Hay una frase de unos argentinos que es maravillosa que dice: "Ni perdonamos, ni olvidamos pero que se vayan todos". Esa es la bandera de Gente Bella. Ni los ladrones de izquierda ni los ladrones de la derecha. Si la gente cree que vamos a perdonar a José Vicente Rangel, a Alejandro Armas, a Ernesto Alvarenga que es mi amigo o a Diosdado Cabello quienes decían que Chávez era un humanista, no los vamos a perdonar ni lo vamos a olvidar. Ellos de alguna manera
se robaron nuestro futuro. Yo no debería estar pensando en este momento en política ni nada por el estilo, sino pensar en la mujer que me voy a coger o el flux que necesito comprarme. Venezuela es una gran olla de cangrejos, cuando vas a salir de la olla viene otro cangrejo y te jala hacia abajo. El Show de la Gente Bella se declara de centro izquierda y siempre lo será así. Y si este gobierno es de izquierda, entonces la teoría social que tengo en la cabeza no sirve para nada. Pero, tampoco se le puede echar la culpa al otro por lo que tú pudiste hacer. Como decía en algún momento Betancourt, el asunto no fue Gómez sino las condiciones que hicieron posible al tipo. Desde hace diez o doce años estaba listo el caldo de cultivo para un protofascista o para un fascista populista que es lo que es el presidente en el fondo. Y no importa el barniz de izquierda que se ponga, es un tipo enfermo. Y repito mi tesis: él es un niño violado y nosotros tenemos que calarnos las locuras de un niño violado que nunca lo llevaron a un psiquiatra.

PM: ¡Abandonen este país! Porque esto es una estafa, devuélvanme mis
reales ¡Já, já, já, já!

JO: Estamos en la diatriba de una gente que nunca ha trabajado, porque siempre ha vivido del Estado, y otra que vive de los reales que hicieron sus padres. A mí no me importa que sean ricos por esto último, no tengo odio de clases, pero ¿por qué tengo que estar en medio de dos lotes que no se han sudado el culo, salvo cuando se rascan o cuando se meten en el sauna con sus amigos especiales?.

- ¿Cuál ha sido la llamada más insólita?

SM: Recibimos llamadas de Conejo Blanco (Fuerte Tiuna), de un tipo de
está en los almacenes de armamentos.

- ¿Algún invitado no ha soportado los ataques y se ha ido repentinamente?

JO: Gledys Ibarra se puso una vez brava, pero en general la gente sabe a lo que va. Algunos nos atacan y nos dicen que somos unos burdeleros, que Sergio no usa zapatos sino cholas. Este es un país esquizoide.

A MARIELENA LE SACAMOS LA RATA

SM: Hay que decir algo importante: Marielena está buenísima. Es lo más rico que tiene el programa, y es además muy inteligente.

- Marielena, ¿cómo ingresaste al programa?

MG: A través de un casting de cincuenta mujeres. Ya trabajaba en 92.9.

JO: Descubrimos este talento. Nosotros decimos que la mujer venezolana es bien perra pero lo mejor de esa condición es que no se deja pegar. Por eso Marisabel no te dejes pegar, sabemos que eres perra como las demás mujeres venezolanas pero no te dejes pegar. A Marielena le sacamos la rata que tenía por dentro.

MG: Lo seré pero no me dejo pegar, no me dejo tocar, de hecho, ellos saben que no me pueden tocar nada porque me asquean, los odio.

JO: Hay que decir otra cosa: Marielena es la única mujer que está treinta días en celo. Ella tiene un solo día de regla.

MG: ¡Qué malucos!

JO: La gente dice que somos perversos, malos, que incitamos al odio, al horror. Y la verdad es que estamos luchando contra las fuerzas del mal desde el purgatorio. Pertenecemos a ese lado maligno pero estamos luchando contra esa fuerza superior. Somos unos ángeles caídos que luchan contra Satanás y éste viene a ser todas esas fuerzas de la oscuridad que están debatiéndose en Venezuela: desde el gobierno hasta el último hijito de papá y mamá que nunca se ha ocupado de decirle buenos días a la doméstica que trabaja en su casa.

SM: Es importante recordar que Leopoldo López, el alcalde de Chacao, me debe dinero. Esto es totalmente cierto, el alcalde de Chacao me debe dinero, ya no me acuerdo cuánto es porque fue hace mucho tiempo por una cuña que le grabé a su campaña y nunca me lo pagó. Leopoldo López, me debes real. Espero que recuerdes eso toda tu vida. Y algún día te voy a cobrar eso, no con dinero, me vas a tener que hacer un favor. Sí, yo ayudé a que te montaras ahí ¡Maldita sea!... Para nada, porque eres un inútil.

- Marielena, tu predecesora, Mariela Celis, se desnudó en el estudio, ¿harás lo mismo en alguna ocasión?

MG: Lo que pasa es que ella ha pasado más hambre que yo. Hasta allá no llego.

PM: Aparte de que es negra.

SM: Marielena fue criada con diablito y Mariela con Perrarina. Esa es la diferencia. De hecho, Gente Bella está preparando un recetario culinario donde vamos a incluir los Tallarines Gente Bella en donde la salsa está hecha a base de Perrarina y tomate Tiquire Flores con pasta de baja calidad.

JO: Marielena sí se va a desnudar en algún momento, estamos tratando
de conseguir su precio.

- Bueno, gracias por la entrevista

SM: De nada, brother. Marielena besa a Richard en la boca tal y como está esperando.

JO: Bueno, ya sabes que el Show de la Gente Bella es una metáfora del país, estamos cogiendo coñazos de arriba, de abajo y de los lados. Pero, el programa sigue duro.

- ¿Hicieron programa el 11 de abril?

JO: Yo no pude salir de mi casa, pero los demás sí vinieron aunque no salieron al aire. En los días siguientes sí hicimos el programa, tratando de bajar un poco el tono porque tampoco es bueno burlarse de los muertos. Pero, bueno, qué podemos decir, el mundo es horrible.

SM: La gente se muere, tira, come, caga, mea, se tira peos.

JO: Y, bueno, el ser humano es una mezcla de luz y oscuridad y lamentablemente estos días son más de oscuridad. A la gente le choca nuestro estilo porque no están acostumbrados. Si se habla de escatología o de muerte, la gente se siente mal. Pero, ya no es algo que no está en nosotros sino en ellos. Es como la gente que ve un desnudo y se pone a hablar de otra cosa y se tapa la cara. El problema no es de quien se está desnudando, sino tú ¿Cuál es el problema? ¿El David de Miguel Ángel, el que tiene las bolas al aire? No, el problema eres tú, que lo ves y te da una cosa. Ah, por cierto, quien ve al David de Miguel Ángel y se le hace agua la boca es a Roy Chaderton. Por cierto, hay una gripe por allí que lleva su apellido cuando
estornudas botas plumas.

SM: Nuestro productor, Roberto Echeto, dice que nosotros somos un grupo de punks con tarjetas de crédito y eso es lo que queremos ser. Queremos ser estrellas de rock que pueden decir lo que quieran pero con mucho real. Ojalá Venezuela fuera un país lleno de roqueros, o gaiteros en su defecto que también nos caen bien.

JO: El Pollo Medina dice que el Show de la Gente Bella es como Marshall McLuhan pasando coleto. El Show de la Gente Bella es como Venezuela, es decir, una tasca en la cual no hay aire acondicionado, el baño está tapado y en el fondo se escucha a Richard Clayderman. Es decir, es una pesadilla ¡Já, já, já, já! Venezuela es como "Apocalypse Now" pero no nos hemos dado cuenta que estamos montado en la lancha. Cuando ganó el pseudo Presidente dijimos que el país se iba a convertir en el Planeta de los Simios pero sin Charlton Heston por ningún lado.

SM: Nos identificamos mucho con el humor y periodismo combativo porque
se da la cara. Y es momento de vivir como varón…
JO: sí como un varón, no importa que se sea mujer o que sea gay, hay que vivir con la fuerza de la virtud cívica.

RECUADRO 1

TÍTULO:
"Queremos triunfar como Boris Izaguirre"


- ¿Cuáles son los proyectos del programa? ¿Alguna publicación o página web?

JO: Teníamos una página que era Pepitonaspicantes.com pero debía estar vinculada a la estación de radio así que se canceló. Hemos tenido ofertas de un montón de fans de hacer páginas no oficiales. Sería estupendo. Y, bueno, cada uno de nosotros tenemos un montón de libros por publicar pero como en este país todo es un fracaso, le publican libros a Isaías Rodríguez que es un tipo que ni siquiera tiene idea de
que antes de "p" y "b" va "m". Además, Isaías Rodríguez, te odio, porque mi abuelo me dijo que nunca confiara en un hombre que se peina el pelo con secador. Y tú lo haces, tú y Arcaya. Además, tienes cuerpo de vieja. Eres una ofensa. Échate en una piscina.

SM: Queremos presentarnos en vivo con más regularidad, hemos hecho videoarte en la sala Ana Julia Rojas.

JO: Y si Dios lo permite no queremos terminar en una fosa común. Por eso les escribo a muchos amigos en el exterior para que algún día cuando aparezca con una bala en la cabeza alguien reclame mi cuerpo.

PM: Y si es una fosa común que sea en Viena como Mozart y con una prostituta al lado.

SM: Queremos presentar nuestro trabajo fuera de Venezuela. Si Boris Izaguirre tuvo éxito cualquiera puede tenerlo.

JO: Si Henry Stephen tuvo éxito en España cualquiera puede tener éxito en esa cochinada de país. Que, por cierto, es una cochinada de país pero ojalá su embajada me de una visa. Esto es tan deprimente que acepto una visa hasta de Nigeria. Y, bueno, tenemos nuestros proyectos personales, ser cada día más venezolanos, es decir, tener un hijo y que se nos muera de una sobredosis, tener una hija que se meta a prostituta y la pique Carrera Almoina. Queremos ser venezolanos completos, trabajar como taxistas y alimentarnos con spaghetti, sardinas y malta.



LEYENDA 1:
Sergio Márquez, Joaquín Ortega, Carlos "Pollo" Medina y Marielena
González conforman el equipo del horror y humor más temido de la radio

LEYENDA 2: Sergio Márquez, de profesión arquitecto

LEYENDA 3: Joaquín Ortega, politólogo

LEYENDA 4: Carlos "Pollo" Medina, comunicador social

LEYENDA 5: Marielena González, comunicadora social

7 comments:

eminfla said...

Puras Profecias Cumplidas!

SERGIO MÁRQUEZ said...

Que horrendo es seguir teniendo la razón. Punk y cultura! Salud bro!

Anonymous said...

jajajajaja

y cual de las barbudas es marialena?

Gabin said...

marielena es la morena de la izquierda

Anonymous said...

Marieelena es la que tiene a Marlon Brando en la mano

ROBERTO ECHETO said...

Cuánta belleza, cuánto odio y cuánta nostalgia.

Esto es un saudade del mal.

Apapaches a Marielena dondequiera que esté.

Anonymous said...

IP 7.0
H 7
R 1
ER 1
BB 2
so 5
hr 3
ERA 3.51

Puras estrellas!!!!